Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La meningitis es una forma severa de tuberculosis. La rifampicina es importante en el tratamiento de esta enfermedad porque se ha visto mayor mortalidad en pacientes con tuberculosis resistente a ésta. En general, las dosis usadas son bajas y la penetración en líquido cefalorraquídeo (LCR) es limitada. Otros fármacos usados son isoniazida y pirazinamida que penetran bien en LCR, al contrario de etambutol o estreptomicina, por eso las fluorquinolonas pueden ser una buena alternativa a estos fármacos. Ensayo clínico en fase 2, abierto, llevado a cabo en un hospital de Indonesia durante 13 meses, se randomizaron pacientes (edad > 14 años) con meningitis tuberculosa asignándose a recibir: primero, rifampicina oral a dosis estándar (450mg, aproximadamente 10mg/kg) o dosis altas por vía endovenosa (600mg, que corresponden a 13mg/kg); y segundo moxifloxacino oral 400mg, 800mg o etambutol 750mg una vez al día. Todos los pacientes recibieron dosis estándares de isoniazida (300mg/día), pirazinamida (1500mg/día), piridoxina 50mg/día y terapia adyuvante con corticosteroides. Después de 14 días de tratamiento, todos los pacientes continuaron con el tratamiento estándar para tuberculosis. Los objetivos incluían análisis farmacocinético de sangre y LCR, efectos adversos atribuibles al tratamiento antituberculoso y supervivencia. 60 pacientes recibieron rifampicina a dosis estándar (12 sin moxifloxacino, 10 moxifloxacino 400mg y 9 moxifloxacino 800mg) y alta dosis (10 sin moxifloxacino, 9 moxifloxacino 400mg y 10 moxifloxacino 800mg). Una dosis del 33% superior de rifampicina endovenosa llevaron a un valor de área bajo la curva medio de tres veces superior a las 6 horas de la dosis (AUC0-6; 78.7 mg.h/L [IC 95%, 71.0-87.3] vs 26.0 mg.h/L [19.0-35.6]), las concentraciones plasmáticas máximas (Cmáx; 22.1 mg/L [19.9-24.6] vs 6.3 mg/L [4.9-8.3]) y concentraciones en líquido cefalorraquídeo (0.60 mg/L [0.46-0.78] vs 0.21mg/L [0.16-0.27]). Doblando la dosis de moxifloxacino resultó un incremento proporcional de la AUC0-6 (31.5 mg.h/L [24.1-41.1] vs 15.1 mg.h/L [12.8-17.7]), Cmáx (7.4 mg/L [5.6-9.6] vs 3.9 mg/L [3.2-4.8]) y concentraciones de fármaco en líquido cefalorraquídeo (2.43 mg/L [1.81-3.27] vs 1.52 mg/L [1.28-1.82]). En el tratamiento con régimen intensificado no se observó un incremento de la toxicidad. La mortalidad a los 6 meses fue substancialmente menor en pacientes que recibieron altas dosis de rifampicina endovenosa (10 [35%] vs 20 [65%]), la qual no pudo ser explicada por el estado de VIH o severidad de la infección en el momento de presentación. Estos datos sugieren que el tratamiento antituberculoso que contenga altas dosis de rifampicina y las dosis estándar o altas de moxifloxacino durante las primeras 2 semanas es seguro en pacientes con meningitis tuberculosa, y esta dosis alta de rifampicina endovenosa puede estar asociada a un beneficio en la supervivencia en pacientes con enfermedad severa.
Palabras claves:
  • líquido cefalorraquídeo
  • meningitis tuberculosa
  • moxifloxacino
  • rifampicina
  • régimen intensificado
  • área bajo la curvaconcentración plasmática máxima

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.