Digest

 

El objetivo de este estudio fue revisar la literatura publicada sobre estrategias actuales para el manejo de anemia asociada con el tratamiento de hepatitis C viral crónica en pacientes adultos. Para ello se realizó una búsqueda bibliográfica en MEDLINE/PubMed, EMBASE y Cochrane, desde enero 1980-octubre 2012. La anemia se asocia mayoritariamente con la ribavirina, la cual produce una anemia hemolítica dosis dependiente que es reversible a la 4-8semanas después de discontinuar el fármaco. No obstante el pegInterferon puede contribuir a la anemia mediante la supresión de la medula ósea. Las estrategias del manejo clínico de esta anemia en la biterapia del VHC incluyen modificación de la dosis de ribavirina, administración de eritropoetina o transfusiones. El objetivo de estas terapias es mantener el nivel de Hb por encima de 100g/L, disminuir los síntomas y permitir continuar con la terapia. Tradicionalmente la reducción de la dosis de ribavirina ha sido la estrategia de elección para el manejo de la anemia. La reducción de la dosis de ribavirina en la biterapia debe ser de 200 mg/d. Se recomienda parar el tratamiento si la Hb disminuye por debajo de 85g/L. Un estudio de McHutchison and colleagues en pacientes con VHC crónica genotipo 1, han demostrado la necesidad de mantener un 80% de la dosis inicial de ribavirina e interferon durante más del 80% de la terapia para lograr una respuesta virológica sostenida (RVS) óptima con la terapia dual. Dada la asociación entre mantener una adecuada dosis de Ribavirina y no comprometer la RVS, una alternativa podría ser el uso de agentes estimulantes de eritropoietina, los cuales han demostrado ser efectivos en el manejo de anemia causada por la biterapia sin comprometer las tasas de RVS. El uso de estos agentes no esta libre de riesgos, se encuentra asociado a alertas relacionadas con el riesgo de eventos cardiovasculares. Según ellos, su uso debe ser considerado cuando la reducción de la dosis de ribavirina no ha logrado un adecuado manejo de la anemia y el nivel de hemoglobina continúa bajando. Los estudios sobre agentes estimuladores de la eritropoiesis tienen muchas limitaciones, no obstante la eritropoietina alfa 40.000UI/semana tiene la mayor evidencia de éxito en el tratamiento de la anemia. Aunque no existen datos sobre el efecto de la reducción de la dosis en la efectividad de la triple terapia, sí que existen estudios que han demostrado la importancia de la ribavirina. El manejo de elección en la anemia de pacientes con triple terapia sigue siendo la disminución de la dosis de ribavirina. Aunque la ribavirina es parte esencial del régimen de tratamiento en el VHC los clínicos actualmente parecen ser más agresivos con las reducciones de dosis que antes con la terapia dual. Como conclusión, la anemia es un efecto adverso comúnmente asociado con el uso de ribavirina, y más recientemente los nuevos IP de VHC. La reducción en la dosis de ribavirina debe continuar siendo utilizada como la estrategia de manejo de anemia inicial y reservar el uso de eritropoietina alfa 40,000 unidades una vez por semana para pacientes cuya hemoglobina no responde adecuadamente a las estrategias de manejo iniciales.
Palabras claves:
  • ribavirinia
  • PegInterferon
  • telaprevir
  • boceprevir
  • eritropoietina
  • darbepoetina
  • agente estimulador de la producción de eitropoetina
  • anemia
  • VHC
  • triple terapia

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.