Digest

 

El objetivo de estudio fue investigar la asociación potencial entre los inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF) i el melanoma maligno en pacientes con artritis reumatoide (AR), el riesgo de melanoma en pacientes con AR no tratados con fármacos biológicos y el riesgo de cáncer en cualquier sitio en pacientes con AR tratados con fármacos biológicos. Se trata del estudio prospectivo de cohortes basado en una población de Suecia entre 2001 y 2010. Los pacientes con AR tratados con inhibidores del TNF fueron 10.878, los no tratados 42.198 y la población general comparadora 162.743. La variable principal fue el melanoma primario invasivo en pacientes sin antecedentes de cáncer. Se calcularon las harzard ratio (HR) comparando pacientes con AR no tratados con fármacos biológicos con la población general y pacientes con AR tratados con inhibidores del TNF con aquellos no tratados con fármacos biológicos. Las variables secundarias incluían melanomas in situ, segundo melanoma primario y cáncer en cualquier sitio. Respecto a los resultados obtenidos, aparecieron 113 melanomas primarios invasivos en pacientes con AR no tratados con fármacos biológicos y 393 en la cohorte de la población general comparadora. Los pacientes con AR no tratados con fármacos biológicos no presentaron un incremento significativo del riesgo de melanoma comparado con la población general (HR 1.2, 95% IC 0.9-1.5). En pacientes con AR tratados con inhibidores del TNF, ocurrieron 38 melanomas primarios invasivos; en estos pacientes el riesgo de melanoma era mayor comparado con los pacientes con AR no tratados con fármacos biológicos (HR 1.5; 1-2.2; 20 casos adicionales por 100.000 personas año). El riesgo de segundo melanoma primario no fue significativamente mayor (HR 3.2, 0.8-13.1; n=3 vs 10) en pacientes con AR tratados con inhibidores del TNF comparado con aquellos no tratados con fármacos biológicos. Los autores concluyen que, en general, los pacientes con AR que no han sido tratados con fármacos biológicos no presentan un riesgo mayor de melanoma invasivo que la población general. Los pacientes con AR tratados con inhibidores del TNF no tienen un riesgo incrementado de cáncer pero tienen un 50% más de riesgo relativo de melanoma invasivo. Dado el pequeño incremento en el riesgo absoluto, este resultado parece que no cambiaría el actual beneficio-riesgo a favor de los inhibidores del TNF. Sin embargo, en pacientes con alto riesgo de melanoma por otras causas, esta relación podría ser desfavorable. Una de las limitaciones del estudio es su duración. Los inhibidores del TNF se introdujeron a finales de los años 90. La mediana de seguimiento desde el inicio del tratamiento fue de 4.8 años (máximo 10 años), lo cual podría ser insuficiente para detectar efectos de riesgo de cáncer a largo plazo.
Palabras claves:
  • artritis reumatoide
  • factor de necrosis tumoral
  • melanoma maligno
  • cáncer

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.