Digest

 

En algunos países enriquecen la harina con ácido fólico para prevenir los defectos del tubo neuronal pero en otros países no, en parte debido a que existe controversia con referencia a los posibles riesgos cancerígenos de éste. El objetivo del estudio fue evaluar cualquier efecto del ácido fólico en cánceres en sitios específicos en ensayos clínicos randomizados, a dosis superiores a las de enriquecimiento. En este meta-análisis, se buscaron todos los ensayos clínicos completados antes del 2011 que compararan ácido fólico versus placebo, que tuvieran una duración de tratamiento de cómo mínimo un año, que incluyeran 500 participantes y con datos disponibles registrados de la incidencia de cáncer. Se obtuvieron un conjunto de datos individuales de 49621 participantes procedentes de 13 ensayos clínicos (diez ensayos del ácido fólico para la prevención de la enfermedad cardiovascular [n = 46969] y tres en pacientes con adenoma colorectal [n=2652]). Todos estos ensayos clínicos habían sido randomizados de igual forma. El principal resultado a evaluar era la incidencia de cáncer (ignorando el cáncer de piel no-melanoma) durante el periodo de tratamiento estipulado (respecto a los participantes que estuvieran libres de cáncer). Se compararon los pacientes asignados al grupo del ácido fólico con los asignados a placebo, y se calculó la relación de resultados (RR) de la incidencia de cáncer. Durante un periodo de tratamiento de 2.5 años, los pacientes asignados al grupo ácido fólico cuadruplicaron las concentraciones plasmáticas de ácido fólico (57.3 nmol/L para el grupo de ácido fólico vs 13.5 nmol/L para el grupo placebo), pero esto no tubo un efecto significativo en la incidencia de cáncer global (1904 cánceres en el grupo del ácido fólico vs 1809 cánceres en el grupo placebo, RR 1.06, IC 95% 0.99-1.13, p = 0.10). No hubo tendencia a un mayor efecto con un tratamiento más prolongado. No hubo heterogenicidad significativa entre los resultados de los estudios individuales (p = 23) o entre los dos tipos de resultados de los estudios de la prevención del riesgo cardiovascular y los de adenoma (p = 13). Además, no hubo efecto significativo de la suplementación del ácido fólico en la incidencia en el cáncer de intestino largo, próstata, pulmón, mama, y de otros sitios específicos. La interpretación es que la suplementación con ácido fólico no incrementa o disminuye sustancialmente la incidencia de cáncer en sitios específicos durante los primeros 5 años de tratamiento. El enriquecimiento de la harina y otros productos a base de cereales que incluyen dosis de ácido fólico son, en promedio, más pequeñas en orden de magnitud que las dosis usadas en estos ensayos clínicos.
Palabras claves:Ninguna

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.