Digest

 

Axitinib es un potente inhibidor selectivo y de segunda generación del receptor para el VEGF tipo 1, 2 y 3. El ensayo clínico AXIS comparaba la eficacia y seguridad de axitinib con otro inhibidor del VEGF, sorafenib, en segunda línea de tratamiento en pacientes que han presentado progresión después del tratamiento con sunitinib, bevacizumab con interferón alfa, temsirolimus o citoquinas. El ensayo AXIS era fase 3, multicéntrico, abierto y randomizado. Los criterios de inclusión eran: carcinoma de células renales metastásico, progresión de la enfermedad después de un tratamiento sistémico, ECOG PS (Eastern Cooperative Oncology Group performance status) de 0 o 1. Se estratificaron 723 pacientes según su ECOG y tratamiento previo y se aleatorizaron (1:1) para recibir axitinib (5 mg dos veces al día; n=361) o sorafenib (400 mg dos veces al día; n=362). El objetivo primario era determinar la supervivencia libre de progresión. Este objetivo primario fue revisado por un comité radiológico enmascarado e independiente. La supervivencia global media (SGM) fue de 20,1 meses (IC95% 16,7–23,4) con axitinib y 19,2 meses (17,5-22,3) con sorafenib (HR 0,969, IC95% 0,800-1,174; p=0,3744). La SGM determinada por el comité independiente fue de 8,3 meses (IC95% 6,7-9,2) con axitinib y 5,7 meses (4,7-6,5) con sorafenib (HR 0,656, IC95% 0,552-0,779; p=0,0001). Los efectos adversos grado ≥3 relacionados con el tratamiento fueron hipertensión (60 [17%]), diarrea (40 [11%]) y fatiga (37 [10%]) en 359 pacientes tratados con axitinib, mientras que en el grupo de sorafenib fueron síndrome mano-pie (61 [17%]), hipertensión (43 [12%]) y diarrea (27 [8%]) en 355 pacientes. Aunque los resultados en cuanto supervivencia global, un objetivo secundario del estudio, no diferían entre los dos grupos, la supervivencia libre de progresión fue mayor en el grupo axitinib que en el grupo sorafenib. Esto conlleva a que se pueda establecer axitinib como segunda línea de tratamiento en estos pacientes. La controversia en cuanto a qué secuencia de tratamiento es correcta, particularmente, la utilización de inhibidores de mTOR o alternativamente fármacos anti-VEGF como segunda línea de tratamiento después del fallo a una primera línea con anti-VEGF, sin embargo, continúa. Por este motivo, es importante que se desarrollen estudios para optimizar la secuencia de tratamiento e identificar biomarcadores predictivos específicos de cada paciente como predictores de respuesta.
Palabras claves:
  • axitinib
  • carcinoma de células renales metastásico
  • sorafenib

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.