Digest

 

La fibrosis pulmonar idiopática (IPF por sus siglas en inglés) es una forma crónica progresiva de neumonía fibrosante intersticial de causa desconocida. Suele presentarse en adultos mayores y cursa con mal pronóstico. No existen tratamientos efectivos para la patología, siendo muy importante el diagnóstico diferencial con otras enfermedades pulmonares intersticiales que pueden responder a la terapia inmunosupresora. En IPF el tratamiento combinado de prednisona, azatioprina y n-acetilcisteina se ha asociado con mayor riesgo de efectos adversos graves y mayor mortalidad. La Endotelina-1 es una de las muchas citoquinas profibróticas y factores de crecimiento que se cree que están implicados en la patogénesis de la IPF. Existen dos subtipos, Et-A y Et-B, con diferentes acciones. El bloqueo del receptor de Et-A parece estar relacionado con la disminución en la proliferación de fibroblastos a nivel pulmonar. Por esta razón, los antagonistas selectivos del receptor Et-A (bosentan, ambrisentan), podrían ser útil en el tratamiento de la IPF. Estudios previos con bosentan no lograron mejoras a nivel de distancia al caminar en 6 minutos. Existe evidencia que justifica diferencias en el mecanismo de bosentan y ambrisentan, lo que justifica el estudio de este último en el tratamiento de la IPF. Se diseñó un estudio randomizado, doble-ciego, placebo-control, multicéntrico de fase III para evaluar la efectividad de ambrisentan en la reducción de la progresión de la IPF. Los pacientes incluidos debían tener IPF, edad comprendida entre 40 y 80 años sin patrón o con patrón mínimo en nido de abeja en la tomografía computerizada de alta resolución. La dosis escogida de ambrisentán fue 10 mg/día vs placebo. Los resultados del estudio fue la progresión de la enfermedad, entendida como muerte u hospitalización respiratoria, o una disminución en la función respiratoria. El estudio seleccionó 492 pacientes, con una duración media de tratamiento de 34,7 semanas. Los pacientes tratados con ambrisentan tuvieron peores resultados que placebo a nivel de progresión de la enfermedad y disminución de la función respiratoria. Se observó mayor número de hospitalizaciones y mayor número de fallecimientos en los pacientes tratados con ambrisentan. El estudio se finalizó de forma temprana por los resultados negativos. El estudio concluye que ambrisentan no es efectivo en el tratamiento de la IPF y que podría estar asociado con mayor progresión de la enfermedad.
Palabras claves:
  • Fibrosis pulmonar idiopática
  • ambrisentan
  • efectividad
  • mortalidad
  • ensayo clínico

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.