Digest

 

La AN es un síndrome que se caracteriza por una conducta alimentaria específica donde existe una pérdida de peso, de por lo menos un 25 % debido a la restricción alimentaria y a una preocupación obsesiva por la imagen corporal. Las pacientes están obsesionadas con la búsqueda de la delgadez con la que experimenta placer y controlan el cuerpo y sus funciones. Suele aparecer amenorrea o retraso de la menarquía. La AN afecta aproximadamente al 1 % de la población adulta entre los 14 y 40 años. Aproximadamente el 90 % de los casos se da en mujeres en edades tempranas. Se considera que al AN es un trastorno multifactorial donde intervienen factores precipitantes, predisponentes y perpetuantes. Situaciones de estrés, el inicio de los estudios universitarios, la restricción dietética, cuadros depresivos son factores precipitantes que en mujeres con alteraciones físicas o psíquicas previas, o incluso rasgos característicos (obsesividad, perfeccionismo o baja autoestima), o con trastornos afectivos hacen que se desarrolle la enfermedad. La AN se caracteriza por el deseo exagerado de ser delgado, asociado a sentimiento de padecer obesidad, aunque no sea real. La pérdida de peso puede producir una sensación de bienestar y sensación de control. Para perder peso recurren a la restricción dietética, la realización de ejercicio físico, uso de laxantes, diuréticos y productos de herbolario. Perciben su propio cuerpo de manera exagerada en las dimensiones. Estos pacientes además tienen una ansiedad que primero se relaciona con los alimentos y que posteriormente se generaliza a casi todas las actividades de la vida cotidiana. La forma de comer se caracteriza por la restricción de alimentos grasos, o de hidratos de carbono junto con una hiperingesta hídrica. Los pacientes pueden trocear la comida, toquetearla o realizar algunos rituales previos establecidos, que le permitan evitar comer. En ocasiones en las que no pueden mantener la restricción hídrica, estos pacientes se dan unos atracones que compensan con vómitos autoprovocados o ejercicio físico intenso. Las complicaciones agudas pueden ser desde una deshidratación leve, alteraciones hidroelectrolíticas, problemas cardíacos (arritmias), trastornos de la motilidad gastrointestinal, problemas renales; incluso esterilidad, nacimientos prematuros o hipotermias. Dentro de las anomalías de laboratorio que nos podemos encontrar en pacientes con esta enfermedad están las hipoglucemias, hipercortisolemia, hipercolesterolemia, funcionamiento anómalo hepático, neutropenia con linfocitosis relativa, niveles bajos de cinc, alteraciones electrolíticas y extensas alteraciones de la función endocrina.
Palabras claves:
  • Anorexia nerviosa
  • Pérdida de peso
  • Estrés.
  • Laxantes
  • Diuréticos

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.