Digest

 

El tratamiento empírico con fármacos antifúngicos es administrado como profilaxis en pacientes neutropénicos en los cuales se sospecha de una infección fúngica invasiva. Aunque esto disminuye la mortalidad, se pueden inducir resistencias a los antifúngicos y un sobretratamiento con fármacos caros. El objetivo del estudio fue comparar la estrategia de diagnóstico estándar (cultivo e histología) con una estrategia de diagnóstico basada en un biomarcador rápido (galactomanano de aspergilus y PCR) para dirigir el tratamiento antifúngico en pacientes hematológicos de alto riesgo. En este estudio abierto, de grupos paralelos, controlado, aleatorizado, los pacientes incluidos fueron adultos sometidos a trasplante alogénico de células madre o quimioterapia para leucemia aguda, sin historia de enfermedad fúngica invasiva. Los pacientes incluidos se asignaron de manera aleatoria (1:1) para seguir o bien la estrategia de diagnóstico estándar (basada en el cultivo y la histología) o bien la estrategia de diagnóstico basada en un biomarcador (galactomanano de aspergilus y PCR). El enmascaramiento de los diferentes tests diagnósticos no fue posible para los pacientes, los médicos ni los investigadores. La principal variable a estudiar fue el tratamiento empírico con fármacos antifúngicos durante las 26 semanas después del reclutamiento (para la estrategia de diagnóstico basada en un biomarcador, un único resultado de galacatomanano o PRC positivos fue considerado insuficiente para confirmar la aspergilosis invasiva, así que en este contexto, se clasificó como empírico). Esta variable fue evaluada por un comité independiente de revisión de datos, de los cuales se ocultó la asignación a los grupos de tratamiento. Otra variable secundaria a estudio fue la frecuencia de efectos hepatotóxicos y nefrotóxicos. 240 pacientes fueron elegibles procedentes de seis centros de Australia entre septiembre de 2005 hasta noviembre de 2009. 122 se asignaron al grupo de estrategia estándar de diagnóstico y 118 al grupo de diagnóstico basado en un biomarcador. 39 pacientes (32%) en el grupo de diagnóstico estándar y 18 (15%) en el grupo de diagnóstico con biomarcador recibieron tratamiento antifúngico empírico (diferencia 17%, IC 95% 4-26; p = 0.002). Ninguno de los pacientes en el grupo de diagnóstico mediante el biomarcador con galactomanano y PCR con resultados seriados negativos tuvieron una aspergilosis invasiva diagnosticada por el método estándar de cultivo y hostología. El número de pacientes que tuvieron efectos hepatotóxicos o nefrotóxicos no difirieron significativamente entre los diagnósticos estándar y basado en el biomarcador (efectos hepatotóxicos: 21 [17%] vs 12 [10%], p = 0.11; efectos nefrotóxicos: 52 [43%] vs 60 [51%], p = 0.20). La conclusión es que el uso del galactomanano de aspergilus y la PCR para el tratamiento dirigido reducen el uso de tratamiento antifúngico empírico. Este abordaje es una estrategia efectiva para el manejo de la aspergilosis invasiva en pacientes hematológicos de alto riesgo.
Palabras claves:
  • aspergilosis invasiva
  • pacientes hematológicos de alto riesgo
  • galactomanano
  • PRC
  • biomarcador
  • efectos hepatotóxicos
  • efectos nefrotóxicos

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.