Digest

 

La FDA, está revisando las notificaciones sobre ciertos niños que presentaron efectos adversos graves o murieron, tras tomar codeína para aliviar el dolor después de una amigdalectomía y/o adenoidectomía por el síndrome de apnea obstructiva del sueño. Recientemente, en la literatura biomédica se documentaron tres muertes pediátricas y un caso, que no fue mortal, pero que puso la vida en peligro, a causa de depresión respiratoria. Los niños tenían de dos a cinco años de edad. Las tres muertes ocurrieron en niños que mostraron evidencia de ser “metabolizadores ultrarrápidos” de sustratos (entre los que se incluye la codeína) de la isoenzima 2D6 del citocromo P450, el CYP2D6. El caso de peligro de muerte ocurrió en un niño que era un metabolizador extenso. Todos los niños recibieron dosis de codeína que estaban dentro de los límites de dosis habituales. En dichos casos, surgieron indicios de toxicidad a la morfina al cabo de uno o dos días de comenzar a tomar codeína. Las concentraciones postmortem de morfina en los tres niños que murieron eran considerablemente superiores a los límites terapéuticos habituales. Estos niños mostraron la capacidad hereditaria de convertir la codeína en cantidades potencialmente mortales o letales de morfina en el cuerpo. Todos los niños habían recibido dosis de codeína que estaban dentro de los límites de dosis habituales. Cuando se ingiere codeína, la isoenzima 2D6 del citocromo P450 (CYP2D6) la convierte en morfina en el hígado. Algunas personas tienen variaciones genéticas del ADN que hacen esta enzima más activa, lo que causa que la codeína se convierta en morfina más rápido y más eficientemente que en otras personas. Estos “metabolizadores ultrarrápidos” son más propensos a tener cantidades de morfina en la sangre superiores a las normales después de tomar codeína. Un alto nivel de morfina puede causar dificultades para respirar, lo que puede ser mortal. Se calcula que el número de “metabolizadotes ultrarrápidos” generalmente es de 1 a 7 por cada 100 personas, pero puede ser tan alto como 28 por cada 100 personas en algunos grupos étnicos. La FDA ha iniciado un estudio de seguridad para determinar si hay otros casos de sobredosis accidental o muerte en niños que estaban tomando codeína. La FDA informará al público cuando se complete el estudio de seguridad. Los profesionales sanitarios deben ser conscientes de los riesgos del uso de codeína en niños, particularmente en aquellos que han tenido una amigdalectomía y/o adenoidectomía por el síndrome de apnea obstructiva del sueño. Si se les receta medicamentos que contienen codeína, debe utilizarse la dosis eficaz más baja durante el período de tiempo más breve posible.
Palabras claves:
  • Codeína
  • Metabolizadores rápidos
  • Efectos adversos graves
  • Niños

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.