Digest

 

La aplicación de "" parches "" de nicotina permite obtener niveles plasmáticos regulares y como consecuencia una disminución de la necesidad de fumar y una atenuación de los síntomas de abstinencia tales como cefaleas, irritabilidad y dificultad de concentración. Pero hay que ser consciente de que si bien los ""parches"" pueden facilitar el abandono del tabaco (53-77% de éxitos a las 6 semanas de tratamiento contra 17-29% con placebo, según los estudios), no tienen influencia sobre el comportamiento del paciente a largo plazo y se producen frecuentes recaídas (29% de éxitos un año después del tratamiento, según un estudio; 12% dos años después, según otro). Los ""parches"" de nicotina provocan eritemas, molestias o ardor en el lugar de la aplicación en el 25-50% de los casos. Se han dado erupciones generalizadas, cefaleas, náuseas, vértigos, dispepsias, mialgias, aumento de la tos, insomnios y pesadillas. No se ha observado todavía ningún caso de sobredosis , abuso o dependencia , pero la experiencia es aún muy limitada. Una intoxicación por nicotina puede provocar palidez, vértigos, náuseas, hipotensión, convulsiones y una insuficiencia respiratoria.
Palabras claves:
  • TABAQUISMO
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • EFICACIA
  • SINTOMAS
  • DESHABITUACION
  • INTOXICACIONES

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.