Digest

 

El envejecimiento de la piel está íntimamente relacionado con el concepto de fotoenvejecimiento, cambios histológicos en la piel provocados por la exposición al sol. La radiación solar puede acabar produciendo pérdida de elasticidad, sequedad de piel, arrugas, pigmentación irregular y a menudo vasos sanguíneos superficiales y queratosis actínica. La radiación ultravioleta de los tipos A y B es el tipo de radiación implicada en estos fenómenos. Además de las consecuencias estéticas, el fotoenvejecimiento también se asocia con un mayor riesgo de cáncer. Existen diferentes técnicas para evaluar el fotoenvejecimiento, entre las que destaca el análisis de la elastosis dérmica mediante microtopografía de la superficie dérmica. Existen diversos productos que se piensa que podrían ser beneficiosos para prevenir el fotoenvejecimiento, entre los que destaca la crema protectora solar. Sin embargo, no existen ensayos clínicos aleatorizados en humanos que evalúen su efecto en el envejecimiento de la piel. Otro producto que se cree podría prevenir el fotoenvejecimiento es la toma de Beta-carotenos por vía oral. En este contexto se realizó un ensayo clínico aleatorizado en adultos menores de 55 años, con el objetivo de analizar si el uso regular de protector solar o la toma de suplementos de Beta-carotenos se relacionaban con cambios en el grado de fotoenvejecimiento. Se aleatorizaron a cuatro grupos: a) fotoprotector diario; b) fotoprotector discrecional; c) 30 mg/día Beta-caroteno más fotoprotector discrecional; d) placebo vía oral más fotoprotector discrecional. (Se entiende uso discrecional como uso puntual según las necesidades y gustos de la persona). Los cambios dérmicos se analizaron mediante microtopografía. No se observó un incremento del envejecimiento de la piel en el grupo tratado con crema solar diaria después de 4 años y medio. El envejecimiento de la piel al final del ensayo fue un 24% inferior en el grupo con crema solar diaria respecto al grupo tratado con crema solar a discreción (OR = 0,76; IC 95%: 0,59-0,98). Los suplementos orales de Beta-carotenos nos demostraron efectos a nivel global, aunque resultados dispares fueron encontrados según el nivel basal de envejecimiento dérmico de los participantes. El poder estadístico fue limitado, por lo que los posibles efectos beneficiosos o dañinos de los beta-carotenos no pueden ser completamente excluidos. Los autores concluyen que el uso diario de crema fotoprotectora protege la piel frente al envejecimiento. Este efecto no se ha observado respecto a la toma de suplementos de beta-carotenos, aunque son necesarios más estudios antes de realizar conclusiones firmes.
Palabras claves:
  • Crema solar
  • beta-carotenos
  • envejecimiento
  • radiación solar

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.