Digest

 

La quimioterapia citotóxica es el tratamiento más frecuente en oncología, pero nuevos agentes dirigidos a dianas específicas están siendo desarrollados. En el año 2012 han acontecido avances importantes en el campo de la genética, como la publicación de la caracterización genética de los carcinomas de mama, colon-recto y pulmón. De forma paralela se han desarrollado nuevos fármacos dirigidos a dianas concretas, mediante mecanismos de acción específicos. A continuación se comentan algunos de los estudios más importantes en el año 2012. 1. Enzalutamida en cáncer de próstata El cáncer de próstata es dependiente de andrógenos y puede ser manejado con fármacos que disminuyen los niveles de testosterona o que inhiben la unión de testosterona a su receptor. Se analizó la eficacia de enzalutamida en un ensayo clínico, en el que se demostró su superioridad frente a placebo (en pacientes previamente tratados con docetaxel y resistentes a la castración). Se observó una mayor supervivencia global y respuesta en el antígeno específico en el grupo tratado con enzalutamida. El uso de enzalutamida se tendrá que evaluar en el contexto de otros nuevos tratamientos como cabazitaxel y abiraterona. 2. Aspirina y cáncer colorectal Se ha sugerido un posible efecto beneficioso de aspirina en la prevención de la neoplasia colo-rectal. En este contexto se evaluó en un ensayo clínico si aspirina influía en la supervivencia en pacientes con tumor colorectal que tuvieran la mutación PIK3CA o no la tuvieran, ya que este enzima puede estar relacionado con las aspirina. En los pacientes con la mutación se observó una mayor supervivencia en el caso de tomar aspirina, mientras que no hubo diferencias en los pacientes sin mutación. 3. Ponatinib en leucemia mieloide crónica Los inhibidores de la tirosin-quinasa inducen la remisión citogenética completa en muchos casos de leucemia mieloide crónica, pero un 30% de los casos desarrollan resistencia. Ponatinib es un nuevo agente oral inhibidor de la tirosin-quinasa que inhibe el dominio BCR-ABL del enzima tanto mutado como naïve. Un ensayo fase 1 ha evaluado la seguridad y eficacia para alcanzar la remisión de este fármaco. El ensayo incluyó 81 pacientes con cáncer resistente al enzima tirosin-quinasa. La dosis máxima de ponatinib fue de 45 mg/día. Se observó pancreatitis en un 17% de los pacientes, por lo que es necesario monitorizar este efecto adversos en estudios posteriores. El fármaco fue eficaz en un elevado grupo de pacientes, con diferencias según el tipo de respuesta analizada.
Palabras claves:
  • Hematología
  • oncología
  • ponatinib
  • aspirina
  • enzalutamida

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.