Digest

 

El melasma o cloasma es una hiperpigmentación muy común en embarazadas, que suele aparecer en cara, cuello y antebrazos. El tratamiento del melasma consiste en cremas de hidrocloroquina (2-4%), y de tretinoina (0.025-0.1%) asociados a fotoprotectores opacos o de factor de protección mayor que 30. La tretinoina es un potente teratógeno por vía sistémica, aunque por vía tópica sólo posee categoría B. No debe confundirse con la isotretinoina que posee categoría X. Se desconoce si la hidrocloroquina al 2% administrada por vía tópica a embarazadas puede causar daño fetal, y no hay estudios realizados en animales a este respecto. A pesar de ello hay autores que consideran que el melasma se puede tratar en embarazadas con este fármaco. La mayoría de los autores no aconsejan tratar el melasma durante el embarazo, puesto que normalmente desaparece a los pocos meses del parto, además de ser una patología benigna, y no una señal de patología subyacente.
Palabras claves:
  • RIESGOS
  • HIDROCLOROQUINA
  • TRETINOÍNA
  • ADMINISTRACIÓN
  • EFICACIA
  • TERATOGENIA
  • FOTOPROTECTORES

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.