Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

El eczema infantil, también conocido como eczema atópico o dermatitis atópica, es la afección inflamatoria cutánea más frecuente en la infancia y puede tener un impacto sustancial en la calidad de vida de los pacientes y sus familias.

Los emolientes son la base del tratamiento ya que contribuyen a la restauración de la función de barrera de la piel, evitando la deshidratación y protegiendo la piel de posibles agentes irritantes presentes en el ambiente. En caso de brotes, el tratamiento de mantenimiento suele complementarse con corticosteroides tópicos o con inhibidores tópicos de la calcineurina.

Existen tres métodos de aplicación de emolientes; emolientes sin aclarado, sustitutos del jabón y aditivos para baños emolientes. Aunque la evidencia respalda el uso de los emolientes sin aclarado y existe un consenso clínico sobre el beneficio de los sustitutos del jabón, existe poca evidencia sobre los beneficios de los aditivos para baños emolientes. Aun así, su utilización es amplia y en el Reino Unido, por ejemplo, estimaciones del Servicio Nacional de Salud sitúan en torno a los 26 millones de euros anuales los recursos invertidos en este tipo de productos.

Un equipo de investigadores del Reino Unido, dirigido desde la Universidad de Southampton, se propuso determinar la efectividad clínica y económica de la inclusión de aditivos emolientes para el baño en el tratamiento del eczema en los niños.

El ensayo incluyó a 482 niños (244 niñas/238 niños) de entre 1 y 11 años diagnosticados con eczema en 96 consultas de atención primaria de Inglaterra y Gales. La mayoría de los participantes presentaban eczema moderado. Durante un año, a los niños del grupo de intervención se les prescribió un aditivo para el baño, mientras que al grupo de control se le pidió que se abstuvieran de utilizar este tipo de producto.

Se recomendó a todos los participantes continuar con el resto de cuidados contra el eczema, incluyendo el uso habitual regular de emolientes sin aclarado y sustitutos del jabón; además de las cremas de rescate en caso de exacerbación de los síntomas. Todos los participantes recibieron instrucciones por escrito para una correcta utilización de estos productos.

El control del eczema se midió semanalmente durante 16 semanas utilizando la medida de eczema orientada al paciente (POEM, puntuaciones 0-7 leve, 8-16 moderada, 17-28 grave).

Los investigadores no encontraron diferencias estadísticamente significativas en las puntuaciones semanales de POEM entre los dos grupos durante el período de 16 semanas de seguimiento, con una puntuación media de POEM de 7,5 en el grupo de aditivos de baño y de 8,4 en el grupo sin aditivos de baño.

Después de tener en cuenta la gravedad del eczema y otros factores que podrían haber afectado los resultados, la puntuación POEM, a las 16 semanas, fue 0,41 puntos más alta en el grupo sin aditivos para baño que en el grupo que sí utilizó estos aditivos, una diferencia sustancialmente menor que la diferencia mínima de 3 puntos necesaria para considerar el beneficio como clínicamente relevante.

Tampoco hubo diferencias significativas entre los dos grupos para medidas adicionales, incluida la severidad del eczema en un año, el número de brotes de eczema, la calidad de vida, la rentabilidad y los efectos adversos.

Si bien los investigadores no pudieron excluir la posibilidad de un pequeño beneficio entre los niños que se bañaban más de cinco veces por semana o entre los niños menores de 5 años, las diferencias halladas son lo suficientemente pequeñas como para no ser consideradas útiles a nivel clínico.

Los autores concluyen, pues, que no existe beneficio clínico que justifique el incluir los aditivos para baños emolientes en el tratamiento estándar del eczema infantil.

Palabras claves:
  • aditivos para baño emolientes
  • dermatitis atópica
  • eczema atópico
  • eczema infantil
  • emolientes

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.