Digest

 

El uso crónico de AINEs está asociado a una elevada incidencia de toxicidad renal aguda y gastrointestinal. El paracetamol, tras intoxicación aguda (más de 10 g en adultos) o uso habitual de dosis menores (4 g), presenta hepatotoxicidad, especialmente en alcohólicos y en pacientes con nefropatía crónica analgésica. La nefropatía analgésica se caracteriza por nefritis intersticial y necrosis papilar y está causada por el uso crónico y abuso de los analgésicos. Se asocia más frecuentemente con AINEs y en menor grado a aspirina, no está claro si el paracetamol sólo pueda producirla. El uso de aspirina se asocia con una alta incidencia de toxicidad gastrointestinal y de toxicidad renal aguda en algunos pacientes. El paracetamol debería ser el analgésico no narcótico de elección en muchos pacientes, utilizado de forma intermitente, incluso en aquellos pacientes con insuficiencia renal, alteraciones gastrointestinales y hemorrágicas, o tratados con IECAs, anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios. Sin embargo, la elección de un analgésico se basará en las características individuales de los pacientes (algunos no responden al paracetamol). Los AINEs y la aspirina no deben utilizarse en pacientes con insuficiencia renal. Existen especialidades farmacéuticas que contienen asociaciones de 2 o más analgésicos y a veces con otros fármacos (codeína, cafeína..), su uso se ha asociado a un incremento del riesgo de daño renal y por lo tanto no deberían utilizarse .
Palabras claves:
  • DOSIS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • ASPIRINA
  • INTERACCIONES
  • PARACETAMOL
  • AINES
  • RIESGOS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.