Digest

 

Los estrógenos disminuyen los síntomas del climaterio como los sofocos y las consecuencias de la atrofia del tejido genitourinario. Numerosos estudios epidemiológicos han documentado una disminución significativa de alteraciones cardiovasculares y de la morbilidad y mortalidad por osteoporosis. Algunos ensayos recientes asocian el uso de terapia hormonal sustitutoria con un retraso en el inicio de la enfermedad de Alzheimer. Los estrógenos también se han asociado a un incremento del riesgo de cancer de endometrio, pero la adición de progestágenos, al menos 10 días por ciclo, reduce este riesgo a valores similares al de mujeres que no toman estrógenos. La asociación entre el uso de estrógenos en la postmenopausia y el riesgo de cáncer de mama aún está controvertida. Para obtener el máximo beneficio de la terapia hormonal sustitutoria para los síntomas climatéricos y para la osteoporosis debe iniciarse el tratamiento tan pronto como sea posible tras la menopausia, ya que la pérdida ósea es rápida los primeros 5-6 años después del cese de la función ovárica. Pero nunca es demasiado tarde para iniciar terapia hormonal sustitutoria, ya que la disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares es independiente del tiempo de inicio y se ha visto tan efectivo a los 50 como a los 70 años. Debido a las controversias que permanecen sin resolver sobre los riesgos de la terapia hormonal sustitutoria se recomienda que cada mujer haga un análisis individualizado con un experto en el tema y no generalizar recomendaciones.
Palabras claves:
  • INDICACIONES
  • SINTOMAS
  • MENOPAUSIA
  • RIESGOS
  • EFICACIA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.