Digest

 

Las heparinas de bajo peso molecular (dalteparina, enoxaparina, nadroparina) aportan varias ventajas frente a la heparina no fraccionada (heparina sódica o cálcica convencional): presentan un efecto anticoagulante más predecible, una mejor biodisponibilidad a dosis bajas, un mecanismo independiente de la dosis, una vida media más prolongada y requieren menos monitorización. Los estudios que se van realizando, comparando las heparinas de bajo peso molecular con la heparina no fraccionada, en distintas situaciones clínicas, demuestran resultados positivos, desplazando cada vez en más situaciones a la heparina no fraccionada. En la profilaxis: las heparinas de bajo peso molecular han demostrado ser superiores a la heparina no fraccionada en cirugía ortopédica y en pacientes politraumatizados; han resultado ser más seguras en caso de lesión espinal aguda y son al menos igual de efectivas en cirugía general y diversas situaciones médicas (no quirúrgicas, como accidente vascular isquémico). En el tratamiento: las heparinas de bajo peso molecular son al menos igual de seguras y efectivas que la heparina no fraccionada en el tratamiento del tromboembolismo venoso y de la angina inestable. El precio de las heparinas de bajo peso molecular es superior al de la heparina no fraccionada, pero sus mejores resultados en algunas indicaciones, facilidad de administración y menor monitorización pueden llegar a demostrar que su uso es más costo-efectivo.
Palabras claves:
  • DALTEPARINA
  • TROMBOEMBOLISMO
  • PROFILAXIS
  • TRATAMIENTO
  • ENOXAPARINA
  • NADROPARINA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.