Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

La dapsona está indicado para los distintos tipos de lepra. También se emplea como alternativa en profilaxis de neumonía por Pneumocystis carinii y en su tratamiento junto al trimetropin. Las dosis máximas establecidas para la dapsona oscilan desde 50 a 300mg al día, pero se aconseja administrar las mínimas dosis diarias. Se debe emplear con cuidado en anemia ferropénica, deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa o metahemoglobina reductasa y reducir las dosis en pacientes con insuficiencia hepática o renal. Los efectos adversos descritos son debilidad o cansancio, fiebre, anorexia, palidez, visión borrosa, insomnio, dermatitis exfoliativa, náuseas, vómitos, hemolisis, metahemoglobinemia con cianosis, leucopenia, agranulocitosis, hepatitis. Para una sobredosis de este fármaco debe emplearse el azul de metileno con dosis de 1-2 mg/kg por vía endovenosa. Ultimamente se ha informado de un caso de neumonia eosinofílica inducida por dapsona, ésta se encontraba asociada a la pirimetamina pero se cree que es debido a la dapsona.
Palabras claves:
  • TOXICIDAD
  • EFECTOS ADVERSOS
  • ADMINISTRACION
  • DOSIS
  • ANTIDOTO
  • PRECAUCIONES
  • INTOXICACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.