Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

Los acúfenos o zumbidos de los oídos que se presentan en forma aguda se han de clasificar en la categoría de ""urgencia otológica"" al igual que la hipoacusia aguda. En un estudio con 124 pacientes, destinado a evaluar el tratamiento por etapas descrito más abajo, se demostró en más del 83% de pacientes con acúfenos agudos y 23% afectados por acúfenos crónicos, una desaparición de los síntomas o por lo menos una mejoría hasta el punto que los pacientes podían vivir soportando sus acúfenos. Todo acúfeno de aparición aguda, así como todo zumbido de oído crónico insuficientemente tratado, se trata primero con una perfusión i.v. de dextrano o de hidroxietilalmidon (puede inducir un prurito rebelde al tratamiento) hemodiluído con adición de procaína a dosis crecientes (empezando por 400 mg + 200 mg/d hasta alcanzar 1000 mg/d). En caso de contraindicación cardíaca (insuficiencia cardíaca NYHA estadio III y IV, trastornos de ritmo conocidos), reemplazar la procaína por pentoxifilina. Las perfusiones se administran durante cinco a seis horas. Los casos particulares son pacientes que presentan acúfenos como síntoma de base pero con pérdida subjetiva del oído, no demostrable por exámenes audiológicos. Para éstos se intenta instaurar una estimulación de la diuresis mediante glucosa sin agua en administración i.v., lo que tiene por efecto descargar la presión en el espacio endolinfático. Si el umbral auditivo mejora (= test de glicerol positivo), se instaura un tratamiento de deshidratación con manitol y acetazolamida durante 3 días (en caso de test de glicerol negativo, proseguir el tratamiento reológico con procaína por infusión, instaurado previamente, hasta el quinto día). Si los síntomas mejoran, se prosigue el tratamiento de deshidratación, como máximo durante diez días. En caso de restablecimiento total, el tratamiento puede reemplazarse antes por pentoxifilina (2 x 200 mg p.o. durante 6 a 8 semanas). Los pacientes que sufren acúfenos crónicos e hipoacusia recidivante o crónica progresiva (igual que sordera sucesiva) reciben, aparte del tratamiento por perfusión con dextrano o procaína, un tratamiento intensivo con cortisona (en tres días consecutivos, 500 mg de succinato de prednisona, por la mañana, i.v., para los niños 250 mg). Si el umbral auditivo mejora, proseguir el tratamiento con cortisona (según el esquema de Stennert). Si hasta el quinto día de tratamiento no se observa ninguna modificación notable de los síntomas, realizar un test con lidocaína bajo control ECG (100 mg i.v. durante 10 minutos). Si el paciente responde a este tratamiento (modificación de los acúfenos) instaurar un ensayo terapéutico con tocainida (2 x 200 mg/d). Si se tolera bien, (laboratorio y controles ECG) se puede aumentar la dosis hasta 3 x 800 mg/d. En algunos casos aislados, el test de lidocaína comporta ya una supresión duradera de los acúfenos, haciendo inútil la continuación del tratamiento. Si el test de lidocaina no produce efecto en los acúfenos, instaurar un tratamiento por perfusión según Ehrenberger y Brix ( detallada más abajo). Este tratamiento se realiza durante un máximo de 5 días, después se continua con un tratamiento con ácido glutámico oral (3 x 0,66 g) durante seis a ocho semanas (indicación no autorizada: explicar las reacciones alérgicas posibles, el eventual estado de shock, el empeoramiento de los acúfenos, la hipoacusia reversible). TRATAMIENTO POR PERFUSION CON NEUROTRANSMISORES SEGÚN EHRENBERGER Y BRIX: SOLUCION DE DIETILESTER DE ACIDO GLUTAMICO Dietilester de ácido glutámico (DEAG) 125 mg Manitol 125 mg a.p.i. c.s.p. 5,0 ml - concentrado - No usar más que en forma de solución para inyección esterilizada, apirógena Para perfusión: mezclar con 500 ml de glucosa al 5% SOLUCION DE GLUTAMATO DE SODIO Glutamato de sodio 125 mg Manitol 125 mg a.p.i. c.s.p. 5,0 ml - concentrado - No usar más que en forma de solución para inyección esterilizada, apirógena Para perfusión mezclar con 500 ml de glucosa al 5% Estas dos soluciones se administran por perfusión directamente, una detrás de otra durante 30 a 60 minutos (1. DEAG ; 2. Glutamato). No hay que olvidar las medidas auxiliares como el aparato acústico o ""masker"", destinado a cubrir los acúfenos. En caso necesario puede ser útil un tratamiento quiropráctico o una gimnasia terapéutica, así como las terapias de relajación.
Palabras claves:
  • TEST
  • EFICACIA
  • ALTERNATIVAS
  • FORMULACION
  • TRATAMIENTO
  • ADMINISTRACION
  • DOSIS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.