Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1999 (10)

La tinzaparina es una heparina de bajo peso molecular (HBPM). Las heparinas son polisacáridos que se obtienen de pulmón bovino o mucosa intestinal de cerdo. Las HBPM se obtienen fragmentando la cadena de polisacáridos de la heparina convencional. Las ventajas farmacocinéticas que presentan las HBPM respecto a la heparina convencional son: acción más prolongada, menor variación individual y mejor biodisponibilidad. Por ello se pueden administrar 1-2 veces al día sin necesidad de ajustar la dosis en función de los parámetros de coagulación. La tinzaprina se ha aprobado para el tratamiento de la trombosis venosa profunda. También se han realizado estudios en tratamiento de embolia pulmonar, angina inestable y profilaxis antitrombótica pero de momento no se han aprobado estas indicaciones. La posología de tinzaparina es de 175 UI/kg/día, durante al menos 6 días hasta establecer una pauta de anticoagulantes orales. Los efectos efectos adversos son hemorragia, trombocitopenia, alteraciones alérgicas (prurito, asma, urticaria, reacción anafiláctica,…), e hipoaldosterismo en pacientes con insuficiencia renal y diabetes mellitus. La sobredosis de este fármaco se contrarresta con protamina. La tinzaparina se caracteriza por una semivida corta, relación anti-Xa/anti-IIa menor, administración única diaria (debido a que la absorción subcutánea es más lenta), y es la que más se asemeja a la dalteparina.
Palabras claves:
  • INDICACIONES
  • DOSIS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • SOBREDOSIS
  • VENTAJAS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.