Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La tizanidina se presenta para el tratamiento oral del aumento del tono muscular asociado a la espasticidad. En Europa y Japón ya se ha utilizado como miorrelajante de acción corta. El baclofeno, diazepam, y dantroleno son otros fármacos orales para la espasticidad. La absorción de la tizanidina es rápida y total en presencia de alimentos. Tiene una semivida muy corta. La administración simultánea de tizanidina y baclofeno puede producir efectos aditivos. Los efectos adversos más comunes son la xerostomía, sedación, astenia, mareos, hipotensión y bradicardia. Se han comunicado algunos casos de fallecimiento asociados a insuficiencia hepática. El diazepam o el alcohol pueden adicionarse a los efectos depresores centrales de la tizanidina. Debe reducirse el 50% de la dosis de tizanidina cuando se administra concomitantemente con anticonceptivos orales. Puede aumentar las concentraciones séricas de fenitoína. Las dosis iniciales son de 4mg al acostarse, aumentando la frecuencia hasta 3 veces al día. Se puede aumentar la dosis en 2mg cada 3 días controlando la tensión. No se debe sobrepasar la dosis diaria de 36mg. La tizanidina puede reducir la espasticidad causada por esclerosis múltiple o lesiones espinales. No se ha determinado si será útil en algunos pacientes para evitar el baclofeno intratecal.
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • DOSIS
  • MONITORIZACIÓN
  • ADMINISTRACIÓN
  • EFECTOS
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.