Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2000 (11)

La lamotrigina es un antiepiléptico de los años 90, efectivo, tanto en mono como politerapia, en el manejo de epilépsias crónicas. La erupción cutánea o rash es el efecto adverso más frecuente asociado al uso de lamotrigina, se ha descrito en el 5-10% de los pacientes tratados con este fármaco y aparece durante las 8 primeras semanas de tratamiento. La incidencia del síndrome de Stevens-Johnson parece ser aproximadamente del 0.1%. Los factores de riesgo de reacción cutánea a la lamotrigina son: - tratamiento concomitante con ácido valproico - iniciar tratamiento con dosis altas de lamotrigina - incrementar dosis de lamotrigina demasiado rápidamente En un estudio realizado en el Reino Unido con 1050 pacientes tratados con lamotrigina a los que se recomienda iniciar tratamiento con dosis bajas no disminuye la incidencia global de reacciones adversas dermatológicas, sin embargo disminuye la incidencia de reacciones graves. Se recomienda iniciar los tratamientos con lamotrigina a dosis bajas, aunque el riesgo de reacciones cutáneas no varia, si su gravedad.
Palabras claves:
  • URTICARIA
  • DOSIS
  • ASOCIACIONES
  • RIESGOS
  • RECOMENDACIONES
  • ERUPCIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.