Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2000 (11)

A continuación se describen fármacos que se utilizan o podrían utilizarse en la hiperactividad vesical. Los agonistas beta adrenérgicos presentan un efecto débil sobre la vejiga normal. Los fármacos más utilizados son el clembuterol y la terbutalina. Los resultados son muy dispares. Los antagonistas alfa-adrenérgicos en hipertrofia prostática reducen o hacen desaparecer las contracciones involuntarias asociadas a la obstrucción del tracto urinario inferior. Los fármacos utilizados fueron fenoxibenzamida y prazosina. No queda establecida la indicación de estos fármacos en la inestabilidad vesical. Los inhibidores de la síntesis de prostaglandinas se utilizan en pacientes con inestabilidad vesical. Las prostaglandinas pueden producir contracciones del músculo liso vesical, tanto por acción directa como indirecta, al ampliar la sensación de llenado vesical. Los fármacos utilizados son la indometacina y el flurbiprofeno. Los resultados son discretos mientras que los efectos adversos que pueden presentar son importantes y frecuentes, desaconsejándose en ancianos. El baclofeno, derivado del ácido gamma-aminobutírico, ha mostrado eficacia en la hiperactividad vesical secundaria a lesión medular (hiperrreflexia vesical) pero debido a los efectos adversos (sedación, hipotonía) la posología recomendable oscila entre 5-10mg al día. La desmopresina, análogo sintético de la vasopresina, debido a su efecto antidiurético se ha utilizado en nicturia y enuresis obteniéndose buenos resultados. La bromocriptina, agonista a nivel de receptores dopaminérgicos, está en fase de ensayo la indicación para esta patología.
Palabras claves:
  • BROMOCRIPTINA
  • BETA-ADRENERGICOS
  • ALFA-ADRENOLITICOS
  • PROSTAGLANDINAS
  • BACLOFENO
  • DESMOPRESINA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.