Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Marzo de 2000 (13)

El zanamivir, inhibidor de la neuraminidasa, ha sido autorizado para el tratamiento de la gripe por vía inhalada. Los fármacos que se utilizaban para la gripe como la rimantadina y la amantadina se han visto limitados por la falta de actividad frente a influenza virus B (rápido desarrollo de resistencia) y por los efectos adversos sobre el sistema nervioso central, respectivamente. El zanamivir presenta una baja biodisponibilidad oral por ello se ha formulado en polvo seco para inhalación oral. Un 10-20% llega al árbol traqueobronquial y a los pulmones, el restante queda depositado en garganta y orofarínge. Se absorbe a nivel sistémico menos de un 20% y el resto se excreta en orina sin metabolizar. Tiene una semivida de eliminación que oscila entre 2 y 5 horas. La posología de zanamivir es 10 mg dos veces al día durante 5 días. Debe inhalarse mediante un equipo oral similar a los utilizados para el asma. Los efectos adversos descritos son molestias nasales y faríngeas, cefalea y tos. Se han producido broncoespasmos en pacientes con asma. No debe considerarse como sustituto de la vacunación. El zanamivir inhalado administrado a los primeros síntomas (<30horas) de la gripe puede acortar la duración de la enfermedad y posiblemente reducir la incidencia de complicaciones. En la vida cotidiana la falta de diagnóstico de laboratorio, el uso del fármaco pasadas las primeras 30 horas y la necesidad de aprender a utilizar el equipo inhalador son factores que limitarán la eficacia de este fármaco. Puede ser útil en residencias y otras situaciones especiales.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • VACUNACIÓN
  • ADMINISTRACION
  • DOSIS
  • INDICACION
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • POSOLOGIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.