Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Marzo de 2000 (13)

Los fármacos contienen en su formulación diversos excipientes cuya finalidad es mejorar ciertas propiedades como pueden ser la apariencia, la biodisponibilidad, la estabilidad o la palatabilidad. Los excipientes suelen constituir la mayor parte de la masa o volumen de la forma farmacéutica, se les considera sustancias inertes pero existen notificaciones sobre las reacciones adversas de estas sustancias. Los excipientes más empleados son los alcohólicos que se utilizan para modificar la capacidad disolvente y/o impedir o retrasar la metabolización del fármaco, u otros componentes de las formas farmacéuticas terminadas. El alcohol bencílico se utiliza como conservante y bacteriostático a concentraciones del 0.9%, frente a organismos Gram +. Su toxicidad aguda es mínima y en personas adultas se ha comprobado que puede tolerarse hasta 30ml en infusión rápida. Se metaboliza en el hígado y se elimina por orina como ácido hipúrico. Cuando se ha utilizado como conservante se han descrito reacciones adversas como son hipersensibilidad, dermatitis de contacto y neurotoxicidad en pacientes a los que se ha administrado por vía intratecal inyecciones que contuviesen este excipiente. En prematuros se ha descrito el síndrome de Gasping al recibir una infusión intravenosa con agua bacteriostática que contenía como conservante el alcohol bencílico. Los efectos producidos son acidosis metabólica, convulsiones, encefalopatía, hiperbilirrubinemia, trombocitopenia, colapso cardiovascular y muerte. Este síndrome sólo se ve en niños prematuros, en niños más mayores se han descrito intoxicaciones con el uso de diazepam endovenoso que como excipiente contiene este alcohol. En estos casos se utiliza el diazepam para el status epilepticus infantil produciendo hipernatremia y acidosis. Es preferible no usarlo en neonatos ni en prematuros. Tampoco debe usarse en mujeres embarazadas porque se sospecha de que pasa la barrera placentaria al igual que atraviesa la barrera hemato-encefálica pudiendo afectar a los tejidos inmaduros del feto. A continuación se listan formas farmacéuticas endovenosas que contienen alcohol bencílico: Megamilbedoceâ (0.02mg/ampolla), Trangorexâ (60mg/ampolla), Biocorylâ (0.1g/vial), Renitecâ (9mg/ampolla), Dalacín 600mgâ ( 36mg/ampolla), Pantomicinaâ (180mg/vial), Soltrimâ (200mg/ampolla), Rivotrilâ 30mg/ampolla), Valiumâ (31.4mg/ampolla) y Rohipnolâ (30mg/ampolla).
Palabras claves:
  • BACTERIOSTATICO
  • CONCENTRACIONES
  • RIESGOS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • MARCAS
  • CONTRAINDICACIONES
  • PREMATUROS
  • CONSERVANTE
  • EMBARAZO
  • INTOXICACION
  • NIÑOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.