Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2000 (14)

Para prevenir la transmisión del VIH de una mujer infectada a sus descendientes se aconseja iniciar el tratamiento antirretroviral lo más pronto posible. Se deben tomar 2 inhibidores nucleósidos de la transcriptasa inversa más un inhibidor de la proteasa. La zidovudina administrada sola, entre la 24 y 30 semana de gestación y durante las 6 primeras semanas de vida del bebe, ha mostrado eficacia en la reducción de la transmisión de la enfermedad. También aparecen buenos resultados si se administra la zidovudina sola por vía oral durante las 3-4 últimas semanas de gestación y el parto. En las últimas revisiones epidemiológicas se sugiere la administración de zidovudina sólo a la madre durante el parto y al neonato durante las 48 primeras horas de vida. A pesar de la utilización de zidovudina durante el embarazo no se han descrito casos de malformaciones fetales pero sí disfunción mitocondrial en niños expuestos a zidovudina sola o asociada a lamivudina. Existe otra alternativa nueva que es la administración de una dosis de nevirapina a la madre al principio del parto y una sola al neonato a las 24-72 horas de nacer. Presenta la ventaja que es fácil de administrar, es menos caro que la zidovudina y reduce la transmisión neonatal, pero falta más experiencia.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • PARTO
  • GESTACION
  • ZIDOVUDINA
  • POLITERAPIA
  • LAMIVUDINA
  • NEONATOS
  • TERATOGENIA
  • MONOTERAPIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.