Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2000 (14)

Los fármacos contienen en su formulación diversos excipientes cuya finalidad es mejorar ciertas propiedades como pueden ser la apariencia, la biodisponibilidad, la estabilidad o la palatabilidad. Los excipientes suelen constituir la mayor parte de la masa o volumen de la forma farmacéutica, se les considera sustancias inertes pero existen notificaciones sobre las reacciones adversas de estas sustancias. Los excipientes más empleados son los alcohólicos que se utilizan para modificar la capacidad disolvente y/o impedir o retrasar la metabolización del fármaco, u otros componentes de las formas farmacéuticas terminadas. El propilenglicol se utiliza como agente estabilizador en preparados de vitaminas o como conservante. En la industria farmacéutica se utiliza como solvente y vehículo, de fármacos insolubles o inestables en agua. Si se emplean dosis altas de propilenglicol actúa como depresor del sistema nervioso central. Se elimina por vía renal de forma inalterada (45%) y el resto se metaboliza en hígado a lactato, acetato y piruvato. La producción de ácido láctico puede producir un aumento del anión gap y producir acidosis metabólica. A continuación se listan formas farmacéuticas orales que contienen propilenglicol: Mansalâ (Cimetidina) solución oral, Epivirâ (Lamivudina) solución, Norvirâ (Ritonavir) solución y Sandimmum neoralâ (Ciclosporina).
Palabras claves:
  • SOLVENTE
  • DEPRESOR
  • MARCAS
  • ESTABILIZADOR
  • CONSERVANTE
  • GENERICOS
  • VEHICULO
  • METABOLISMO
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.