Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2000 (14)

Los calcio-antagonistas son efectivos en el tratamiento de la hipertensión en pacientes ancianos. La administración intravenosa de verapamilo, diltiazem o amlodipina producen un efecto hipotensor superior en el anciano que en los pacientes jóvenes hipertensos, ya que el aclaramiento plasmático en el anciano está disminuido. Los antagonistas de los canales del calcio son efectivos en el tratamiento de la angina en el anciano, los efectos de verapamilo y diltiazem sobre el seno auricular y la disminución de frecuencia cardíaca resultante son superiores en los ancianos que en los jóvenes, sin embargo, se observa un efecto similar o inferior en los ancianos sobre el retraso de la conducción auriculo-ventricular. En el tratamiento de la hipertensión sistólica en el paciente de edad avanzada se observa un beneficio similar tanto con los calcio-antagonistas como con un diurético tiazídico, sólo o asociado a un beta-bloqueante o a un diurético ahorrador de potasio. A pesar de que la nitrendipina ha demostrado disminuir la incidencia de accidente vascular cerebral en los ancianos con hipertensión sistólica, se ha observado un incremento en la incidencia de infarto de miocardio asociado al uso de antagonistas del calcio, lo que supone un riesgo especial en la población de edad avanzada y dificulta recomendar su uso en este grupo de pacientes.
Palabras claves:
  • RIESGOS
  • EFICACIA
  • ELECCION
  • HIPERTENSION
  • ANGINA
  • VERAPAMILO
  • EFECTO
  • NITRENDIPINO
  • DILTIAZEM
  • COMPARACION
  • INFARTO
  • ANCIANOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.