Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Mayo de 2000 (15)

El foscarnet es eficaz en la renitis citomegalovírica, en la enfermedad progresiva por cepas resistentes al ganciclovir y en las infecciones por virus del herpes simple o de la varicela-zóster resistentes al aciclovir. El foscarnet es más caro, suele tolerarse peor que el ganciclovir y requiere velocidades de infusión controladas en grandes volúmenes de líquidos. Durante el tratamiento con foscarnet puede aparecer alteración renal que suele ser reversible pero en algunos casos se ha llegado a hemodiálisis. La nefrotoxicidad se agrava en aquellos pacientes que de forma concomitante reciben otros fármacos nefrotóxicos (anfotericina B, aminoglucósidos o pentamidina). Una hidratación correcta puede minimizar el riesgo de insuficiencia renal. Otros efectos adversos que se producen con este fármaco son náuseas, vómitos, anemia, fatiga, cefalea, ulceraciones genitales, alteraciones nerviosas centrales, hipocalcemia, hipercalcemia, hipofosfatemia, hiperfosfatemia, hipopotasemia e hipomagnesemia. El riesgo de hipocalcemia se potencia e incluso puede ser mortal si se administra conjuntamente con pentamidina endovenosa, y si se administra con zidovudina se potencia el riesgo de anemia. Durante el tratamiento con foscarnet pueden aparecer resistencias en cepas de virus del herpes simple, virus de la varicela-zóster o citomegalovirus.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • HIDRATACION
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • RESISTENCIAS
  • NEFROTOXICIDAD
  • FOSCARNET
  • INTERACCIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.