Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2000 (17)

El dolor neuropático es un síndrome crónico, frecuentemente refractario a los tratamientos convencionales. Su etiología puede ser múltiple. El tratamiento más comúnmente considerado de primera elección se basa en un antidepresivo tricíclico, sin embargo, su potencial de efectos adversos limita su uso en algunos grupos de pacientes. Los antidepresivos tricíclicos se consideran efectivos en un 50% de los pacientes con dolor neuropático. Las alternativas terapéuticas son AINEs, opiáceos, antiarrítmicos, anestésicos locales y antiepilépticos. Entre la nueva generación de antiepilépticos, la gabapentina ha mostrado ser eficaz en distintas alteraciones que cursan con dolor neuropático. Existen ensayos clínicos que demuestran que la gabapentina puede ser eficaz en la neuropatía diabética y en la neuralgia postherpética. También se han descrito casos de neuralgia del trigémino en los que la gabapentina ha resultado útil. La gabapentina puede ser tan eficaz como los antidepresivos tricíclicos, con menor potencial de efectos adversos, aunque más caro, siendo una buena alternativa en casos de ineficacia o intolerancia a los tricíclicos. Frente a otros antiepilépticos, como la carbamacepina o fenitoína, la gabapentina presenta la ventaja de menor riesgo de interacciones. Los efectos adversos de la gabapentina son somnolencia y mareo, siendo más susceptible la población de mayor edad. Se recomienda iniciar el tratamiento con dosis bajas e ir incrementando, para disminuir la incidencia de efectos adversos.
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • CARBAMACEPINA
  • OPIÁCEOS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • ANTIDEPRESIVOS
  • EFICACIA
  • NEUROPATIA
  • AINES
  • COMPARACION
  • ANTIARRÍTMICOS
  • ANESTÉSICOS
  • DIABETES
  • ANTIEPILÉPTICOS
  • HERPES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.