Sesionbes Bibliográficas. 01 de Agosto de 2000 (17)

Actualmente el uso de los agentes antihipertensivos, especialmente los IECA, se ha incrementado para tensiones arteriales muy inferiores, manifestaciones cardiovasculares graves y la prevención de la nefropatía diabética. En el estudio HOPE se ha demostrado una disminución del 22% de infarto de miocardio, accidente vascular cerebral y muerte por causa cardiovascular, tras la administración de ramiprilo frente a placebo. Un análisis en los pacientes diabéticos muestra los mismos resultados. El ramiprilo reduce además el riesgo de nefropatía en un 16%. El ramiprilo es beneficioso para prevenir alteraciones cardiovasculares y nefropatía en pacientes con diabetes. El beneficio cardiovascular es superior al atribuible a la disminución de la presión sanguínea. Este tratamiento representa un efecto vasoprotector y renoprotector en los pacientes diabéticos. Los resultados del estudio HOPE son similares a los obtenidos por otros ensayos con IECAs en pacientes con diabetes, considerando este grupo de fármacos superior a los bloqueantes de los canales del calcio. Las estrategias para disminuir el riesgo cardiovascular y microvascular en pacientes diabéticos incluyen además de la disminución de la tensión arterial, el control de la glicemia, la disminución de los lípidos, eliminación del tabaco y la aspirina.
Palabras claves:
  • CALCIO-ANTAGONISTAS
  • RIESGOS
  • COMPARACIÓN
  • EFICACIA
  • BENEFICIOS
  • HIPERTENSIÓN

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.