Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Septiembre de 2000 (18)

Las aftas bucales o úlceras o estomatitis aftosa recurrente suelen aparecer sobre cualquier superficie mucosa de la boca. Las localizaciones más frecuentes son mucosa oral y labial, bordes de la lengua, surcos bucales y linguales y paladar blando pero no sobre la encía. Se aprecia una forma redondeada u oval cuyo diámetro es de 3-8 mm. El color es grisáceo o amarillento con bordes rojizos. Antes de aparecer se manifiesta ardor o picor intenso y una vez que han salido suelen ser dolorosas. La etiología es idiopática aunque se puede relacionar con una reacción inmunológica frente a antígenos capsulares de bacterias comunes en la flora bucal. Puede haber una cierta predisposición genética. El tratamiento está dirigido a reducir los síntomas con anestésicos locales y con antiinflamatorios tópicos. Los anestésicos tópicos reducen la sensibilidad dolorosa y los tópicos reducen el componente inflamatorio. Los más empleados son hidrocortisona y análogos como la carbenoxolona. Las formas farmacéuticas utilizadas son tabletas de disolución oral, geles, soluciones, etc… La mayor parte de los casos de estomatitis son limitados, en caso de coexistir con enfermedades sistémicas o presencia de cuadros generalizados es necesario acudir al médico.
Palabras claves:
  • ESTOMATITIS
  • SIGNOS
  • ANESTESICOS
  • ANTIINFLAMATORIOS
  • LOCALIZACION
  • ETIOLOGIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.