Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

El clorhidrato monohidrato de sibutramina, relacionado estructuralmente con la anfetamina, se ha autorizado para el tratamiento de la obesidad. Se absorbe en tubo gastrointestinal. Los metabolitos activos de la sibutramina alcanzan concentraciones plásmaticas máximas en 3-4 horas, se excretan en orina y parcialmente en heces con una semivida de 14-16 horas. La posología recomendada es de 10 mg al día pudiendo aumentar hasta 15mg/día si lo permite la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Los principales efectos adversos son xerostomía, insomnio y estreñimiento. También causa aumento de la frecuencia cardíaca y presión arterial, en relación con las dosis. Los fármacos que interaccionan con la sibutramina son el ketoconazol, y la eritromicina, aumentando las concentraciones plasmáticas de la sibutramina, pero aún no se ha establecido la significación clínica. No debe utilizarse simultáneamente con la fluoxetina, sumatriptán, litio, fentanilo, dextrometorfano, pentazocina e inhibidores de la monoamino-oxidasa (en estos últimos dejar transcurrir un plazo de 2 semanas). Se desaconseja su uso por tratarse de un fármaco cuya eficacia es moderada, es dosis-dependiente en los efectos adversos y se desconoce a largo plazo su inocuidad.
Palabras claves:
  • EFECTOS
  • ADMINISTRACIÓN
  • DOSIS
  • ANFETAMINAS
  • INDICACIONES
  • OBESIDAD
  • INTERACCIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.