Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Noviembre de 2000 (20)

La administración de carbonato cálcico y levotiroxina es relativamente frecuente, especialmente en mujeres postmenopáusicas, por ello es importante conocer si existe algún tipo de interacción entre ambos fármacos. Para conocer si existe interacción se realiza un estudio con 20 pacientes hipotiroideos, tratados con tiroxina. Antes de iniciar tratamiento con carbonato cálcico -1200 mg/día- los niveles plasmáticos de tiroxina y tirotropina en todos los pacientes estaban dentro del margen normal. El tratamiento concomitante se realiza durante 3 meses. Durante este periodo de estudio se realizan controles sanguíneos de T3, T4 y tirotropina antes de iniciar el tratamiento, a los 2 y 3 meses de iniciado el tratamiento conjunto y 2 meses después de suspender el carbonato cálcico. Los resultados analíticos obtenidos demuestran que durante la administración conjunta de tiroxina y carbonato cálcico, los niveles de tiroxina disminuyen y los de tirotropina aumentan, volviendo a la normalidad al suspender el tratamiento. Los niveles de T3 no se modifican antes, durante ni después de la terapia conjunta. Los estudios paralelos realizados ""in vitro"" demuestran que la causa de esta interacción se debe a una disminución de la biodisponibilidad de la tiroxina por adsorción. Este fenómeno se produce a pH ácido, pudiendo ser en el 20% de los pacientes de magnitud suficiente para tener trascendencia clínica. Se recomienda la monitorización de la función tiroidea en todos aquellos pacientes tratados con tiroxina y carbonato cálcico, cuando se inicie o finalice la administración concomitante de ambos medicamentos.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • RECOMENDACIONES
  • INTERACCION
  • BIODISPONIBILIDAD
  • RIESGO
  • MONITORIZACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.