Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2001 (22)

La cisaprida, agente procinético, autorizado en España en el año 1989 ha visto comprometido su uso por presentar evidencia de su potencial arritmogénico. El Comité de Seguridad de Medicamentos de Uso Humano, tras evaluar la evidencia científica disponible, considera que las únicas indicaciones terapéuticas en las que el balance riesgo-beneficio de la cisaprida es favorable son: en pacientes adultos que presenten trastornos graves de la motilidad gastrointestinal (gastroparesia, pseudobstrucción intestinal) que no responden o toleran otras alternativas terapéuticas; y, en niños que presenten cuadros de reflujo gastroesofágico en el que las medidas disponibles hayan fracasado. Estas restricciones de las indicaciones se adicionan a otras medidas tomadas previamente como es la necesidad de realizar electrocardiograma, determinación de niveles séricos de electrolitos y control de función renal antes de iniciar el tratamiento con cisaprida, o bien, si se sospecha de la existencia de factores de riesgo para la aparición de arritmias y se considere necesario el tratamiento. Por las características especiales con las que se manifiesta el efecto adverso de la cisaprida se ha considerado pase a ser fármaco de diagnóstico hospitalario. Se recuerda al personal sanitario que ante cualquier sospecha de reacción adversa detectada durante el tratamiento con cisaprida debe comunicarse al Sistema Español de Farmacovigilancia.
Palabras claves:
  • RIESGO-BENEFICIO
  • EVALUACION
  • ARRITMIA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • PROCINETICO
  • INDICACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.