Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2001 (22)

La rivastigmina, inhibidor de la colinesterasa de tipo carbamato, está indicada para el tratamiento de pacientes con demencia secundaria a la enfermedad de Alzheimer. La rivastigmina, por tratarse de un inhibidor no competitivo de la colinesterasa con una buena penetración en el sistema nervioso central, favorece la transmisión colinérgica. Se absorbe rápidamente en el tubo gastrointestinal alcanzando concentraciones plasmáticas máximas en una hora. Los alimentos retrasan su absorción. Se metaboliza mediante hidrólisis esterásica formando un metabolito descarbamilado que se excreta por la orina. La duración de la inhibición de las colinesterasas centrales con una dosis única es de unas 10 horas. La posología recomendada inicialmente es 1.5 mg, 2 veces al día, pudiéndose incrementar la dosis hasta 3, 4, 5 y finalmente 6 mg, 2 veces al día, con intervalos no inferiores a 2 semanas. Se recomienda tomar el fármaco con las comidas. Los efectos adversos descritos son vómitos, náuseas, diarrea, dolor abdomial y anorexia, en ocasiones relacionados con incrementos rápidos de dosis. En algunos casos se ha descrito pérdida de peso y de momento, a diferencia de la tacrina, no ha descrito ningún caso de toxicidad hepática. No se han descrito interacciones farmacológicas con digoxina, warfarina, diazepam, fluoxetina, antiácidos, antihipertensivos ni analgésicos. La rivastigmina produce una estabilización o ligera mejoría transitoria de los parámetros cognitivos y funcionales de algunos pacientes con Alzheimer. Las náuseas, vómitos y pérdida de peso son un problema y de momento no se observado mejor calidad de vida en aquellos pacientes que tienen la enfermedad o que favorezcan la no progresión de la enfermedad.
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • EFICACIA
  • INDICACION
  • POSOLOGIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.