Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

De los fármacos antiretrovirales disponibles ninguno erradica la infección, pero asociándolos se puede reducir la replicación vírica, retrasar las complicaciones infecciosas, mejorar el estado inmunológico y prolongar la supervivencia. Como grupos farmacológicos indicados en V.I.H. están los inhibidores nucleósidos de transcriptasa inversa (zidovudina, estavudina, didanosina, lamivudina, zalzitabina), los inhibidores no nucleósidos de transcriptasa inversa (nevirapina, delavirdina) y los inhibidores de proteasas (saquinavir, indinavir, ritonavir y nelfinavir). En la farmacoterapia suelen asociarse 2 nucleósidos con 1 inhibidor de proteasas o con un inhibidor no nucleósido. Como alternativas, existe la combinación de 2 nucleósidos, o, 1 nucleósido con 1 inhibidor de proteasas, o, 2 inhibidores de proteasas con un nucleósido y/o no nucleósido. Generalmente presentan muchos efectos adversos. La zidovudina cursa con confusión, náuseas, vómitos, cefalea, y fatiga; la estavudina, didanosina y zalcitabina con neuropatía periférica dosis-dependiente. Además, la zalcitabina produce erupciones, estomatitis y fiebre. La nevirapina produce erupción, fiebre, náuseas y cefalea, mientras que la delavirdina sólo, inicialmente, erupción. El saquinavir es bien tolerado pero produce diarrea y náuseas; el ritonavir además produce dolor abdominal y astenia. Con el indinavir aparecen cálculos renales que desaparecen aumentando la diuresis, también puede darse cristaluria con disuria o dolor lumbar. Los antiretrovirales que mejor se toleran son la lamivudina y el nelfinavir.
Palabras claves:
  • DELAVIRDINA
  • SAQUINAVIR
  • INDINAVIR
  • NEVIRAPINA
  • ESTAVUDINA
  • DIDANOSINA
  • NELFINAVIR
  • RITONAVIR
  • ASOCIACIONES
  • ZALCITABINA
  • LAMIVUDINA
  • ZIDOVUDINA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.