Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Febrero de 2001 (23)

El dolor neuropático es un síndrome crónico frecuentemente refractario a los tratamientos habituales. La gabapentina, un antiepiléptico de nueva generación, al igual que otros antiepilépticos clásicos, como la carbamacepina, es una herramienta común para las neuralgias que no responden a los analgésicos clásicos. La gabapentina parece una alternativa efectiva en varios tipos de dolores neuropáticos, como la neuropatia diabética, la neuralgia postherpética y la neuralgia del trigémino. La neuralgia postherpética, definida como la presencia de dolor un mes después de la erupción por herpes zoster, es uno de los síntomas más frecuentes asociados a la infección por herpes zoster. Se caracteriza por una sensación de inflamación y quemazón, más común en ancianos y difícil de tratar. La neuropatía periférica se presenta en el 15-50% de los pacientes diabéticos, el dolor se caracteriza por una sensación de quemazón y a menudo es importante. El control de la glucemia se considera el componente más importante en la prevención del dolor por neuropatía diabética. El tratamiento sintomático habitualmente fracasa. En diversos ensayos clínicos que evalúan la eficacia de la gabapentina sugieren que es efectiva, consiguiendo un alivio del dolor en la neuropatía diabética y en la neuralgia postherpética, también se considera que puede ser efectiva en otros dolores similares como la neuralgia del trigémino. Actualmente, los antidepresivos tricíclicos se consideran los fármacos de primera elección en el tratamiento del dolor neuropático, sin embargo, no siempre son efectivos. La gabapentina, al igual que los antidepresivos, tampoco es siempre efectiva, sin embargo su porcentaje de respuestas parece superior a las terapias convencionales. El efecto de la gabapentina se observa después de 1-3 semanas de iniciado el tratamiento, como con los antidepresivos tricíclicos, y no se observa tolerancia en revertir el dolor. La dosis óptima se estima en 1800-2400 mg/día, aunque algunos pacientes requieren hasta 3600 mg/día, con buena tolerancia. El perfil de seguridad de la gabapentina es superior al de los antidepresivos tricíclicos, los efectos adversos más frecuentes observados con gabapentina son somnolencia y vértigo. Otro aspecto positivo de la gabapentina es que no presenta interacciones, comparada con carbamacepina o difenilhidantoína. Sin embargo, es más caro. La gabapentina, sola o asociada puede ser una buena alternativa a los antidepresivos tricíclicos en aquellos pacientes que no los toleran o no responden a ellos. Para considerarla de primera línea falta más experiencia y debe tenerse en cuenta su elevado coste.
Palabras claves:
  • ANTIDEPRESIVOS
  • DIABETES
  • HERPES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • COMPARACION
  • DOSIS
  • NEUROPATIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.