Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Febrero de 2001 (23)

La variedad de apósitos de hidrocoloides es muy amplia. Se pueden encontrar de carboximetilcelulosa u otros polisacáridos y proteínas como pectina, gelatina y poli-isobutileno que ocasionalmente pueden producir reacciones alérgicas. Los apósitos pueden ser semi-impermeables (impermeables a los gases) u oclusivos (impermeables a gases y líquidos), éstos interaccionan con los fluidos de la herida formando un gel que favorece la desbridación de la úlcera de forma autolítica. La indicación de estos apósitos es para las úlceras en fase I, II o III. Debe cubrir bien toda la herida (al menos 2 cm de piel sana) para evitar que se despegue, se seque la herida y pueda infectarse. Los hidrocoloides mejoran la epitelización y favorecen la proliferación de nuevos vasos sanguíneos en el tejido de granulación. Parece que también tienen la propiedad de promover la cicatrización de las úlceras, a pesar de la presencia de microorganismos. El apósito deberá cambiarse cada 3 días (no más de 7 días). Los hidrocoloides oclusivos no están recomendados para las lesiones infectadas, especialmente por anaerobios. En general, el utilizar un tipo de apósito u otro es un tema controvertido en las úlceras infectadas, lo que queda claro es que los apósitos no oclusivos han mostrado mayor número de infecciones que los oclusivos. Los hidrocoloides oclusivos no están indicados en las úlceras isquémicas porque reducen el oxígeno arterial, en este caso se utilizaría un hidrogel para aliviar el dolor. También pueden emplearse en úlceras secas o exudativas, cuando aparece exudado se aplican las formas polvo (muy exudativas) o pasta (cavitarias).
Palabras claves:
  • INFECCION
  • SEMI-IMPERMEABLES
  • INDICACION
  • CONTRAINDICACIONES
  • ULCERAS
  • TIEMPO
  • OCLUSIVOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.