Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

Se trata de un glucocorticoide cuya formulación oral se inhala como polvo. Está indicado para el tratamiento del asma en adultos y niños mayores de seis años. Se absorbe por vía oral y sufre metabolismo de primer paso hepático, el resto de fármaco alcanza los pulmones donde se absorbe sistémicamente y se metaboliza en el hígado. TurbuhalerÒ es un tipo de inhalador que no contiene propelentes, por lo tanto la cantidad de fármaco que llega a los pulmones depende del flujo inspiratorio. El fármaco inhalado por este sistema no tiene olor, sabor ni tacto, ello puede inducir a que se ha administre de forma incorrecta. La posología es de 2 inhalaciones cada 12 horas. Una vez inhalado el fármaco se recomienda enjuagar la boca con agua, sin tragarla. La boquilla debe mantenerse siempre limpia pero no debe lavarse. Se desconocen los efectos a largo plazo del polvo del glucocorticoide.
Palabras claves:
  • ASMA
  • NIÑOS
  • CORTICOIDES
  • DOSIS
  • ADMINISTRACION
  • INHALACIÓN
  • PROPELENTE

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.