Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

Actualmente los suplementos de calcio se utilizan para la prevención de la osteoporosis post-menopáusica. La ingesta diaria de calcio en niños debe ser de 800-1200mg; en adolescentes, jóvenes, embarazadas y lactantes de 1200-1500mg; en hombres y mujeres, tratadas con estrógenos, las necesidades de calcio son de 1000mg mientras que en hombres y mujeres > de 65 años, no tratadas éstas con estrógenos, deben ser de 1500mg. ¿Dónde se suele encontrar el calcio? Una fuente importante son los alimentos como pueden ser las acelgas, brécol, col, productos lácteos, higos, salmón y sardinas. También existen preparados farmacológicos como son las formulaciones de antiácidos, sales de calcio en forma de gluconato, lactato, carbonato y fosfato. La absorción de calcio es baja (30%) y, además, disminuye con la edad. La absorción máxima se produce con dosis únicas no superiores a 500mg. Los efectos adversos más frecuentes son alteraciones gastrointestinales, estreñimiento, flatulencia. Estos efectos se resuelven aumentando la ingesta hídrica. El calcio puede interferir con la absorción de fármacos y minerales como el atenolol, propranolol, zinc, hierro, tetraciclinas, salicilatos y alendronato. Los suplementos de calcio pueden disminuir el riesgo de osteoporosis en las mujeres con una ingesta dietética inadecuada de calcio. El carbonato suele ser bien tolerado, pero puede causar más efectos adversos que el citrato o el fosfato.
Palabras claves:
  • EFECTOS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • DOSIS
  • ADMINISTRACIÓN
  • INTERACCIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.