Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2001 (25)

La glibenclamida aparece en el mercado asociada con la metformina a dosis fijas para el tratamiento inicial de la diabetes tipo 2 en pacientes con glucemias no controladas con uno de los fármacos. La glibenclamida aumenta la secreción endógena de insulina y la metformina potencia la sensibilidad hepática y muscular a la insulina. La asociación de ambos fármacos es más eficaz que la administración por separado porque consiguen un mayor control de la glucemia. La forma farmacéutica disponible en el mercado es comprimido no ranurado de distintas dosis: 1.25/250, 2.5/500 y 5/500 mg. La dosis habitual de glibenclamida es de 5-20mg en dosis única diaria o dosis múltiples, y la dosis de metformina oscila entre 1000 y 2550mg repartidas en varias dosis. Las dosis al iniciar el tratamiento deben ser de 1.25/250mg una o dos veces al día con las comidas. Pueden incrementarse las dosis cada 2 semanas. Las dosis de mantenimiento o pacientes tratados anteriormente las dosis son de 2.5/500mg o 5/500mg dos veces al día con las comidas. La dosis máxima recomendada es de 20/2000mg al día. Los efectos adversos descritos son hipoglucemia (asociada a glibenclamida), alteración gastrointestinal, náuseas y diarrea (asociada a metformina). La metformina podría producir acidosis láctica en pacientes con insuficiencia renal por lo que está contraindicado su uso en este caso y se recomienda utilizar con precaución en pacientes ancianos. La asociación de glibenclamida-metformina resulta más cómoda para la adherencia al tratamiento y algo más económico que los dos tratamientos por separado.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • POSOLOGIA
  • INDICACION
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • INTERACCIONES
  • ASOCIACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.