Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2001 (25)

La fluoxetina, inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, indicado para la depresión, actualmente se utiliza para la disforia premenstrual. La disforia premenstrual se caracteriza por mal humor, ansiedad, irritabilidad, cólera y otros síntomas durante las 2 semanas previas a la menstruación. Se diferencia del síndrome premenstrual por el patrón y gravedad de los síntomas y el grado de limitación que supone por la intensidad de los síntomas que puede interferir con las actividades laborales y sociales. La dosis de fluoxetina para la disforia premenstrual es 20mg/día, la misma dosis que para el tratamiento de la depresión. La duración del tratamiento sería durante los 28 días del ciclo menstrual, pero hay datos que muestran que son eficaces si se toman sólo las 2 semanas premenstruales. Otros fármacos como clomipramina, citalopram y paroxetina han mostrado eficacia en el tratamiento de la disforia premenstrual. Los efectos adversos son: náuseas, cefalea, nerviosismo, insomnio, erupciones, fatiga y disfunción sexual (disminución de la líbido y anorgasmia). También puede producirse un aumento de peso si el tratamiento es prolongado, además de todos los problemas que pueden producirse a nivel de interacciones. Debería evaluarse la relación beneficio-riesgo del uso de la fluoxetina para esta indicación, por todos los efectos adversos que supone su administración.
Palabras claves:
  • DISFORIA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • POSOLOGIA
  • INDICACION
  • SINDROME
  • PREMENSTRUAL
  • BENEFICIO
  • RIESGO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.