Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2001 (25)

En Minnesota, USA, durante 1975-92, se realizó un estudio, con más de 46.000 individuos, la mayoría entre 50-80 años, a los que se les asignó de forma aleatoria un ""screening"" de sangre oculta en heces anual, bianual o la asistencia habitual (grupo control). El seguimiento de los participantes en el estudio fue de 18 años. A aquellas personas que presentaban al menos un test positivo de sangre en heces se les ofrecía un examen para diagnóstico que incluía una colonoscopia. El estudio pretende valorar el efecto de la prueba de detección de sangre oculta en heces sobre la incidencia de cáncer colo-rectal. Durante los 18 años de seguimiento se identificaron 1359 casos de cáncer colo-rectal: 417 en el grupo de análisis anual, 435 en el de análisis bianual y 507 en el grupo control. El análisis estadístico realizado muestra una correlación significativa que permite concluir que la realización del ""screening"" o prueba de sangre oculta en heces, tanto anual como bianual, disminuye la incidencia de cáncer colo-rectal. Los resultados de este estudio se explican por la detección y eliminación de lesiones precursoras de cáncer colo-rectal, como los pólipos adenomatosos. Está demostrado que la eliminación de pólipos y el seguimiento posterior de estos pacientes con colonoscopia reduce de manera significativa la incidencia de cáncer colo-rectal. La sensibilidad de las pruebas de sangre oculta en heces para la detección de pólipos es moderada, incrementa cuando los pólipos son grandes (al menos 1 cm de diámetro), los cuales sangran más frecuentemente, pero es poco sensible cuando se trata de pólipos pequeños.
Palabras claves:
  • PREVENCION
  • POLIPOS
  • INCIDENCIA
  • NEOPLASIA
  • RIESGO
  • RECTO
  • COLON

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.