Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2001 (25)

La atovacuona aparece en el mercado asociada con el proguanil a dosis fijas para la profilaxis y el tratamiento de la malaria causada por Plasmodium falciparum, incluyendo las cepas resistentes a los tratamientos con cloroquina, mefloquina y la asociación de pirimetamina-sulfadoxina. El proguanil está indicado para la malaria (en desuso), mientras que la atovacuona está indicada para la prevención y el tratamiento de la neumonía por Pneumocystis carinii y tratamiento de la babesiosis. La administración simultánea de atovacuona y proguanil no interfiere en la farmacocinética del otro fármaco. La atovacuona despolariza las mitocondrias de los parásitos e inhibe el transporte electrónico. Es el único antipalúdico que tiene este mecanismo de acción, por ello las tasas de resistencia son bajas. El proguanil se metaboliza a cicloguanil y éste es el que inhibe la dihidrofolato reductasa de los parásitos. La asociación de ambos fármacos es activa en las fases hemáticas de Plasmodium vivax, ovale y malariae pero no en las fases hepáticas. La absorción de atovacuona en el tracto gastrointestinal es baja pero aumenta con las comidas grasientas. Se excreta sin metabolizar en las heces y la semivida de eliminación es de 2-3 días aunque en sangre pueden encontrarse concentraciones plasmáticas durante semanas. El proguanil se absorbe rápidamente alcanzando concentraciones máximas plasmáticas en 2-4 horas. Se concentra en los eritrocitos. Se metaboliza en hígado, se excreta por orina y la semivida de eliminación es de 12-21 horas. Los comprimidos contienen 250mg de atovacuona y 100mg de proguanil, presentación farmacéutica para adultos y, para los niños, las dosis disponibles son 62.5mg de autovacuona y 25 mg de proguanil. Debe tomarse cada día a la misma hora con las comidas. Para tratar la malaria por P. falciparum la dosis son 4 comprimidos (monodosis) durante 3 días. La dosis infantil debe ajustarse al peso del niño. Los efectos adversos descritos son dolores abdominales, náuseas, vómitos, diarrea, cefalea y erupciones. Estos efectos son más frecuentes si las dosis son altas. El proguanil en monodosis es inocuo en embarazadas mientras que con atovacuona se desconoce. La atovacuona interacciona con metoclopramida, rifampicina y tetraciclinas (menor concentración plásmatica). Dicha asociación es tan eficaz como la mefloquina en la prevención y tratamiento de la malaria resistente a la cloroquina pero es cara y la adherencia en profilaxis no es muy buena por lo que se prefiere tomar mefloqina.
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • INDICACION
  • POSOLOGIA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • EFICACIA
  • ASOCIACION
  • CONTRAINDICACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.