Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2001 (28)

La clozapina, antidepresivo tricíclico, está indicada para el tratamiento de la esquizofrenia refractaria La clozapina debe prescribirse por un especialista y realizarse un seguimiento del tratamiento. Este control se debe a que produce agranulocitosis. Recientemente se han descrito varios síndromes de pseudofeocromocitoma que se han asociado con este principio activo. Los cuatro casos descritos con este síndrome tienen en común que presentan disturbios psiquiátricos refractarios serios, sudoración excesiva, hipertensión y obesidad. También se observó taquicardia intermitente pero no en todos los casos. La función renal y hepática eran normales en todos los casos y no había evidencia de hipertensión secundaria debida o otras causas. El intervalo entre el inicio del tratamiento con clozapina y el desarrollo de las características clínicas fue diferente en los distintos casos pero fue evidente en el plazo de una semana de tratamiento. Las concentraciones urinarias de catecolaminas en estos pacientes durante el tratamiento con clozapina aumentaron. Una vez retirado el fármaco se normalizó la concentración de catecolaminas urinarias y también mejoró la clínica. El médico prescriptor decidió reiniciar el tratamiento a pesar de los posibles riesgos pero con dosis menores.
Palabras claves:
  • ESQUIZOFRENIA
  • FACTORES
  • RIESGOS
  • ESPECIALISTA
  • CATECOLAMINAS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.