Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2001 (28)

Importantes ensayos clínicos han demostrado el beneficio que se obtiene de la terapia anticoagulante en aquellos pacientes con fibrilación auricular para prevenir un infarto. El uso de anticoagulantes orales en la población anciana, en algún ensayo clínico, se ha asociado a un incremento en la frecuencia de hemorragia intracraneal. Sin embargo, un análisis de los datos muestra que el riesgo de hemorragia no incrementa si la terapia anticoagulante está bien monitorizada y se mantiene la dosis necesaria para cada paciente. El papel de la aspirina en la prevención de accidentes vasculares en pacientes con fibrilación auricular es controvertido. Existen ensayos clínicos que demuestran que la aspirina disminuye el riesgo de infarto y otros que no encuentran diferencias frente a placebo. Frente a las controversias existentes y con los conocimientos que se disponen las recomendaciones actuales de terapia anticoagulante son: - Debe instaurarse tratamiento anticoagulante en todo paciente de más de 65 años con fibrilación auricular, ya que el riesgo de infarto supera el riesgo de sangrado. - Los factores de riesgo asociados a infarto son: infarto o isquemia transitoria previos, hipertensión, más de 70 años, diabetes e insuficiencia cardíaca congestiva. - En pacientes jóvenes y sin factores de riesgo asociados el tratamiento con aspirina es suficiente y los anticoagulantes orales (tipo warfarina) no son necesarios.
Palabras claves:
  • WARFARINA
  • ASPIRINA
  • MONITORIZACION
  • ACENOCUMAROL
  • CUMARINICOS
  • ANCIANOS
  • JOVENES
  • RECOMENDACIONES
  • BENEFICIOS
  • RIESGOS
  • INDICACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.