Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2001 (28)

Existen pocos ensayos clínicos randomizados sobre el tratamiento del dolor de espalda inespecífico. Las recomendaciones existentes en la actualidad se basan en pequeños ensayos clínicos con metodologías variables. Los AINEs son efectivos en la remisión de síntomas, al igual que algunos relajantes musculares. Los ensayos clínicos no identifican claramente cuales son los pacientes que se benefician de los relajantes musculares y en general son frecuentes los efectos adversos asociados a este grupo de medicamentos, especialmente la sedación. Se recomienda que los medicamentos para aliviar los síntomas del dolor lumbar se administren de manera regular y no según necesidad. La fisioterapia es una alternativa terapéutica para pacientes en situación aguda, pero sus efectos son limitados. Se recomienda fisioterapia si a las 3 semanas del inicio de los síntomas éstos no han sido controlados. La mejor recomendación, para la mayoría de pacientes, es volver a la actividad normal lo antes posible, sin reposos en cama ni ejercicio durante la fase aguda. El reposo en cama no incrementa la velocidad de recuperación de un dolor lumbar agudo, incluso a veces lo retrasa. Si el paciente nota mejoría con el reposo en cama, éste puede recomendarse durante uno o dos días, mientras se valora y estudia su dolor. El ejercicio físico sobre la espalda debe realizarse cuando la fase aguda ha desaparecido, es útil para prevenir recurrencias y en el dolor crónico. Se ha estudiado poco la eficacia del masaje, sin embargo, existen ensayos clínicos actualmente en marcha en los cuales la práctica del masaje parece prometedora para revertir el dolor de espalda.
Palabras claves:
  • EJERCICIO
  • AINES
  • ANALGESICOS
  • REPOSO
  • RECOMENDACIONES
  • MASAJE

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.