Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1999 (10)

El losartán es un nuevo antihipertensivo que actúa bloqueando selectivamente los receptores AT1 de la angiotensina II, e impide sus efectos vasoconstrictores. Los efectos antihipertensivos del losartán a dosis de 50-100 mg/d son equivalentes a los producidos con las dosis habituales de enalaprilo ( RENITEC), felodipino ( PERFUDAL) o atenolol ( BLOKIUM). Cuando se asocia con hidroclorotiazida ( HIDROSALURETIL) se potencia su efecto antihipertensivo. Es un fármaco con un nivel bajo de toxicidad y sólo algo más del 2% de los pacientes tratados abandonan el tratamiento a causa de sus efectos adversos . Entre éstos destacan: cefalea, mareos, astenia, tos, insomnio y diarrea. La posología debe adecuarse a las personas de edad avanzada, pacientes con insuficiencia hepática y a los que están en tratamiento con diuréticos . En cuanto a interferencias analíticas, se ha observado aumento del potasio plasmático y un leve descenso del ácido úrico. Se aconseja determinar los niveles séricos de creatinina y potasio en todos los pacientes, a las dos o cuatro semanas de haber empezado el tratamiento y después de un cambio de dosificación. Globalmente, puede considerarse un fármaco innovador a nivel farmacológico, pero que no aporta ventajas sobre otros antihipertensivos ya comercializados, además su coste es 2-3 veces superior.
Palabras claves:
  • ASOCIACIONES
  • EFICACIA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • DOSIS
  • COMPARACIÓN
  • EFECTOS
  • MONITORIZACIóN
  • IECAS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.