Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Octubre de 2001 (30)

La administración de fármacos en mujeres en período de gestación es precavida debido a la poca información existente. Sólo se trata a aquellas mujeres en que haya una buena relación beneficio-riesgo. La paroxetina es un antidepresivo que pertenece al grupo de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, de los cuáles se dispone poca información. Recientemente, se ha publicado que niños expuestos a paroxetina durante el embarazo de madres tratadas han presentado síndrome de retirada. Estas mujeres gestantes estaban en tratamiento farmacológico con antidepresivos (trazodona, desipramina, buspirona) o difenhidramina. Los síntomas que presentaron los neonatos (37-38 semanas) al nacer fueron vómitos al alimentarles, hipoglucemia, hipotermia, nerviosismo, irritabilidad, falta de fijeza en la mirada, mioclonía, heces sanguinolientas, enterocolitis necrotizante y letargo. La activación de las plaquetas se manifiesta como rebote a la retirada de los inhibidores de la recaptación de serotonina, por ello es posible la predisposición a los neonatos a presentar estados de enterocolitis necrotizante e hipercoagulación. Los síntomas mejoraron después de varios días. Se midió la concentración sérica de paroxetina en sangre para confirmar el síndrome de retirada pero no debe olvidarse que estas mujeres gestantes estaban en tratamiento con otros antidepresivos que podrían haber contribuido a las manifestaciones de estos efectos adversos.
Palabras claves:
  • ASOCIACIONES
  • ANTIDEPRESIVOS
  • INTERACCIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • GESTACION
  • SINTOMAS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.